Konstantin Balmont

Konstantin Balmont

Existen encuentros del todo fugaces, como si fueran insignificantes, y su duración es pequeña, tal vez unos cuantos segundos o minutos y eso es suficiente para que se queden en la memoria y brillen con la certeza del lejano resplandor del alba, con lo inexpugnable de una fina cicatriz en la mano producida por el roce accidental y veloz con una hoja de acero damasquino.

—Konstantin Balmont

Anuncios

11 pensamientos en “Konstantin Balmont

  1. “Tan fugaces… como dos miradas una en la acera… y otra arriba de un tranvía que parte cual cruel deus ex-machina y dejándonos por siempre en la anti-cámara del sueño” [variaciones sobre la traición a un poema de Markus Hediger]

¡Dispara!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s